Mejorar conversiones con copywriting en email marketing y SEO

conversion Copywtiting

Las conversiones, en marketing online, forman parte de un círculo virtuoso que nace, en buena medida, del copywriting. Retener la atención del lector y lograr que éste comparta los contenidos en redes sociales (como Facebook, Twitter, LinkedIn, Pinterest, Instagram, Tumbler, Google+ o WhatsApp) es de vital importancia para conquistar clics, así como para ascender lugares en el posicionamiento SEO.

La importancia del copywriting, en las conversiones, es capital. De hecho, Google tiene una nomenclatura propia que obliga a alinear las frases de contenido a la estructura de su algoritmo. Un ente, el algoritmo, que solo responde ante determinados estímulos. Concienciarse de que únicamente el copywriting de calidad es el que origina engagement y lealtad de la audiencia es la primera regla de oro que has de aprender cuando te aventuras al universo del marketing de contenidos.

Y, en este sentido, los datos de analítica han arrojado una suerte de decálogo que aumenta las posibilidades de que el resultado de una buen copywriting (por ejemplo, en la correcta redacción de los emails, los textos introductorios a los posts o las CTAs) consiga el efecto que, en último lugar, se persigue. Mejora la conversión.

Quizás sea tu caso. Quizás estés trabajando en un proyecto personal y desees aprender acerca de cómo hacer el trabajo de copywriting más adecuadamente. A lo mejor has tomado las riendas de un proyecto que exige conocer más profundamente las reglas básicas del copywriting que convierte. En cualquiera de los dos casos, siempre es momento de iniciarse a ello.

10 reglas de copywriting para convertir

1. Utiliza verbos que inviten a la acción

Todo copywriting debe ser sugerente. Es tu arma para animar a que tu audiencia haga todo aquello que pretendes que haga. Ya has diseñado un embudo y te has decantado por las vías para llegar a tus lectores de la manera más eficaz. Ten en cuenta que la palabra es un arma de doble filo y debe estar muy bien medida y gestionada, para captar la máxima atención de tus leads y optimizar tus recursos.

En este sentido, piensa muy bien en los verbos que más se adecuen al perfil de público que te sigue o con el que interactúas. Serán los que remuevan su decisión y le animen definitivamente a que haga clic. Lo has logrado.

2. Causa una emoción en la audiencia

Nada es tan válido como una emoción para estrechar los vínculos con tu audiencia. Recuerda que tus lectores son personas que viven, sienten y tienen inquietudes, al igual que tú. Está científicamente demostrado que las emociones positivas en marketing causan un mejor impacto que todas aquellas negativas.

Por ejemplo, conseguir una sorpresa, una carcajada o un asombro de la otra parte es mejor que originar tristeza, repugnancia u otras emociones de hastío. En tu objetivo de no dejar al lector indiferente, debes gestionar las ideas en un espacio muy reducido. Sé un ninja de las palabras.

3. No satures de adjetivos

Los adjetivos calificativos están bien, pero hasta cierto punto. Existe un término medio que, una vez rebasado, puede conducir directo al fracaso de un copywriting que se suponía prometedor. A no ser que tu audiencia sea muy proclive a leer textos muy barrocos (muy sobrecargados de adjetivos), como en el sector del horóscopo o de los créditos personales (en los que se juega, sobre todo, con el deseo de las personas), ten mesura.

Y por mesura entiende la combinación perfecta entre copys informativos y comerciales, al tiempo que emocionas. Nadie dijo que fuera fácil, pero presta atención al comportamiento de tu audiencia. Al final, hallarás la fórmula secreta.

4. No abuses de las CTAs (Calls To Action)

Demasiada llamada a la acción puede resultar contraproducente en tus objetivos de mejorar las conversiones. Recuerda que, por ejemplo, en el caso de una campaña de email marketing, si tu objetivo es cosechar el mayor número de opens, no debes dejar una sensación de correo basura o todas tus entradas acabarán, directamente, registradas como “correo no deseado” en la configuración de tu audiencia. De manera que perderás un gran volumen de impresiones.

Ten en cuenta que las CTAs son herramientas indispensables para invitar a tus lectores a que accionen su mecanismo cerebral y conducir a lo que tú realmente quieres. Por ello, debes emplazar con la máxima sabiduría y evitar, en lo posible, el abuso de signos de interrogación o exclamación. Tus mensajes han de guardar siempre unas ciertas coherencia y seriedad.

5. Optimiza el espacio o número de caracteres disponible

Para realizar tus copys, no tienes espacio ilimitado disponible. Todo lo contrario. En la elaboración de tus textos para realizar las campañas de email marketing, debes contar solo aquellos caracteres que aparezcan a primera vista de la bandeja de entrada de tus lectores (leads potenciales).

Puedes utilizar uno de los diversos programas para contar el número de caracteres a medida que realizas tus copys. Te ayudarán enormemente a la hora de “podar” palabras y dar el mejor sentido a las ideas que deseas trasladar.

6. Inspira una idea principal en los titulares

Pon de relieve siempre una única idea en el copy de apertura a tus envíos en campañas de email marketing. Selecciona muy bien, primero, la idea que aparece ahí. Después, cada palabra del gran contenido cuenta. Haz que las ideas funcionen en forma de embudo y ve aportando pinceladas de información a medida que vas conquistando procesos.

Revela las bondades de tus productos con ideas que generen el mayor impacto posible para que las conversiones no se limiten únicamente a la apertura de los emails. Quizás también te interese la llegada a una landing page de compra de producto o el relleno de formularios para ampliar tus listas de distribución y adquirir más ventajas a la hora de hacer marketing remarketing.

7. Conoce a tu audiencia

Es imprescindible para saber qué ofrecer. Los copys se deben adecuar al tono oportuno, según las características de la audiencia. Busca el estilo que más demanden. Quizás, un tono cercano. Tal vez, uno informativo; o, incluso, profesional o técnico. Según la especialización de tu audiencia, es de vital importancia que tus copys incorporen pinceladas de estilo que hagan guiños constantemente.

La comunicación, si se adecua al «mindset» de tus lectores, originará mucha mejor conversión que una que no lo hace. Por tanto, revisa periódicamente las características sociales y demográficas de tu audiencia: sexo, edad, poder adquisitivo, aficiones, etc. Te ayudarán en grado sumo a perfeccionar tu lenguaje.

8. Averigua las claves de tu producto

Como si de un informe DAFO se tratara, debes conocer al dedillo las debilidades, fortalezas y oportunidades de tus bienes o servicios. Todo aquello que genera buena imagen y valor añadido es fundamental para que sea explotado.

Satisfarás las necesidades de tus lectores, si das en el clavo de sus deseos. Al fin y al cabo, el hecho de que estén en tu lista de distribución es una muestra de que, en algún momento, han confirmado su interés por recibir información diferenciada. De otro modo, no habiendo dado su consentimiento, no tendría sentido dirigirse a ellos.

9. Utiliza las keywords más extendidas

Como buen ninja del SEO y de las conversiones en SEM, estás más que habituado a utilizar programas de búsqueda activa de palabras clave. Por ejemplo, keywordtool.io o Keyword Planner de Google te resultarán de ayuda para descubrir cuáles son las tendencias más incipientes y qué términos exactos utiliza tu audiencia a la hora de recibir información en cada query de Google.

Saber qué palabra clave es la más utilizada y emplazarla en el texto de copy es una estrategia formidable para cautivar la atención de tus lectores. Al fin y al cabo, se trata de una pequeña muestra representativa de la idiosincrasia de los usuarios.

10. Guarda, al menos, 10 copys para el proceso de retroalimentación

Si has emprendido una acción de marketing por correo electrónico, has utilizado un copy determinado y aún esperas recibir respuestas de tus usuarios, deberás tener en tu haber un nutrido número de nuevos mensajes que, para el mismo producto, lo ilustren de otra manera. Se trata, de este modo, de que no satures a tu audiencia con las mismas combinaciones de palabras.

Crea, al menos, 10 copys diferentes y llamadas a la acción genuinas para cada caso. Son de excepcional ayuda a la hora de cosechar más engagement por parte de una audiencia necesitada de atención.

Y, para finalizar, un consejo que te vendrá bien, sea cual sea la tarea creativa que estés llevando a cabo. Relaja tu mente y cultiva tus ideas. La clave del éxito de un copywriter se debe, en buena medida, a su capacidad de dirigirse a la audiencia y dejar entrever el lado humano.

 

Tus copys deben guardar toda la responsabilidad profesional que exige el lenguaje ético comercial. Así pues, adelante. Una vez que has aprendido algo más acerca de cómo elaborar tus copys, prueba. Aunque las métricas te pueden ayudar a orientarte, el marketing no es una ciencia exacta. Puedes desplegar todo tu potencial e innovar.

Mejorar conversiones con copywriting en email marketing y SEO
5 (100%) 1 voto[s]
No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Share This